maxifilyarn | Bienvenidos a Maxifil
13396
page,page-id-13396,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-5.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.4,vc_responsive
Dedicada al sector textil

Dedicada al sector textil, concretamente a la fabricación de hilados cardados de lana para alfombras y productos afines, Hilaturas Textiles Crevillente inicia su andadura en 1.990, con una clara vocación de servicio y un consolidado equipo humano cuya experiencia nos sitúa como referentes en nuestro sector.

En 2005 HTC adquiere la comercial Maxifil, radicada en Tarrasa (Barcelona), trasladando sus instalaciones a Crevillente.

Total satisfacción de nuestros clientes

Nuestro objetivo es lograr la total satisfacción de nuestros clientes gracias a una exhaustiva política de calidad, que posibilita ofrecer altos estándares en eficacia, rapidez y personalización de nuestros hilados.

Instalaciones de 5.000 m2

Actualmente Maxifil cuenta con unas instalaciones de 5.000 m2 en la que se fabrican anualmente más de 1.000 toneladas de hilado cardado de lana, destinadas al mercado europeo y americano.

HISTORIA

Actitud Emprendedora

Fue un 18 de Enero de 1990, en Catral, y gracias a la voluntad emprendedora de un excelente grupo humano y profesional, proveniente de diversas empresas de las más significativas del sector, lo que hizo posible el nacimiento de HTC.

 

La nueva empresa nació con el valor añadido de la gran experiencia de su equipo en todas las áreas y procesos productivos, que le permitía captar las necesidades del cliente, y trasladarlos al nuevo sistema de fabricación y al control de calidad del producto final.

 

Nuestra creciente evolución provocó que en 1998, nos trasladásemos a las actuales instalaciones en Crevillente, desde donde seguimos ofreciendo, día a día, lo mejor de nosotros.

Proceso Productivo

Se comienza con la apertura y limpieza de la lana o fibra en el picker y el lobo-carda para después, la materia resultante, hacerla pasar por un proceso de ensimaje que le produce un efecto suavizante, manteniendo la humedad y proporcionándole un tratamiento antiestático.

 

A posteriori, será trasladada por transporte neumático a los silos de carda, donde tras reposar 24 horas, estará lista para iniciar el proceso de cardado, el cual tiene por objeto separar completamente las fibras, eliminando las defectuosas, y obteniendo así una mecha con fibras limpias y sujetas.

 

A continuación, en las continuas de hilar y en las dobladoras se le da la torsión y porcentaje de estiraje adecuado para obtener la resistencia y número de hilado deseados. Para terminar, en las coneras y madejeras se le da el proceso de acabado al hilado.

Responsables con el mundo

En Maxifil mantenemos un firme compromiso acerca del cuidado del medio ambiente. Una conciencia que nos lleva a implantar medidas de prevención en seguridad laboral y a un incremento de la calidad.
Acciones tales como la recogida de residuos orgánicos sólidos procedentes de nuestra actividad empresarial o los procesos de humidificación para evitar la flotación de residuos de fibra en el ambiente, así como la utilización de productos biodegradables.

Inversión en futuro

En Maxifil apostamos por la modernización constante de nuestras líneas de producción a través de la inversión en tecnología de vanguardia, así como la innovación continua en los procesos productivos y en el tratamiento de la materia prima.

empresa corazon

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR